Aunque no se sabe cuándo exactamente comenzó la ciencia de la topografía, lo que se sabe es que un arte de los más antiguos desde la época de los faraones egipcios y los griegos clásicos, donde se marcan límites, terrenos, y las mediciones de lo que existe alrededor de una construcción.

Actualmente, cualquier construcción comienza con un trabajo de topografía, el cual usa diversas herramientas como:

  • Distanciómetros
  • Estación total
  • Niveles electrónicos
  • Niveles con rayo láser y GPS, etc.
Sin un buen plano topográfico, no podría proyectarse debidamente un edificio o trazar un fraccionamiento, ya que es indispensable determinar los linderos de propiedad con sus divisiones interiores, así como la localización de vialidad y servicios municipales.

También se puede saber con la topografía la configuración del relieve del terreno y cualquier particularidad que tenga.

Como verás, la topografía es indispensable en cualquier proyecto de construcción o ingeniería.  

Artículo creado con información de Milenio.com.